Google

Fórmulas de financiación

 

Hoy en día, existen diversas alternativas a la hora de financiar un vehículo. En esta sección vamos a hablaros de cada una de ellas (ventajas, inconvenientes, características, etc.) y vamos a tratar de aclarar las dudas que más frecuentemente se plantean a la hora de acudir a una entidad financiera.

Formas de adquisición de un vehículo:

1. Pago al contado
   
Esta fórmula no suele ser habitual, principalmente porque o no se dispone de la cantidad necesaria para adquirir el vehículo o bien disponiendo del dinero, es preferible recurrir a la financiación por temas fiscales.

2. Préstamo
    La entidad financiera abona en la cuenta el importe del préstamo (hay que deducir los gastos de formalización que conlleva: apertura, estudio y gastos de notaría). Una vez que se tiene el dinero, la sociedad adquiere el vehículo y desde ese momento es propiedad de la sociedad. Las cuotas suelen ser mensuales.

3. Leasing
    Es una fórmula de financiación para empresas y profesionales autónomos por la que se adquiere un vehículo a través de unas cuotas periódicas con opción de compra final. El vehículo es propiedad de la financiera hasta que se pague la última cuota, momento en que pasa a ser propiedad de la sociedad.
    Como principal ventaja, destacar que los intereses de la operación son deducibles, ya que computan como un gasto para la empresa proporcionando mayor liquidez al no inmovilizar recursos.
   El principal inconveniente es que si se cancela de forma anticipada se penaliza con una comisión y además tiene implicaciones fiscales. Los leasing para adquirir vehículos pueden ser a 36, 48 o 60 meses.
    Lo habitual es que el pago de la última cuota sea el importe del valor residual, con lo que el vehículo pasa a ser automáticamente propiedad de la empresa.

4. Renting
    Es un alquiler a largo plazo, habitualmente de 36 a 60 meses en el que se pacta un kilometraje específico para la vida del contrato. La empresa de renting compra el vehículo y firma un contrato con el cliente por el que establece el uso y disfrute del vehículo a cambio de una cuota periódica.
    Es habitual pagar una o dos cuotas anticipadamente como fianza.
    Como ventaja, destacar que la empresa de renting corre con todos los gastos que se deriven de su uso, (a excepción del combustible). P ej: mantenimiento periódico, cambio de neumáticos a los kilómetros prefijados, seguro a todo riesgo, asistencia en carretera, impuestos de matriculación y circulación, etc.
   El principal inconveniente es la dificultad de cancelar el contrato anticipadamente ya que las penalizaciones son enormes. Esta fórmula sólo es rentable si se usa mucho el vehículo.
    Al finalizar el contrato, el vehículo se devuelve o se prorroga el contrato. También existe la posibilidad de adquirir el vehículo pagando  el valor residual del vehículo (este valor residual suele ser bastante elevado)

Conceptos a tener en cuenta
Comisión de apertura:
Gasto que se cobra una sola vez en el momento de formalizar la operación bancaria. Se calcula a través de un tanto por ciento sobre la cantidad concedida.

Comisión de estudio: Pago que se realiza al inicio de la operación en concepto de análisis del riesgo y concesión de la financiación. Ciertas entidades no lo distinguen de la comisión de apertura, incluyéndola en la anterior.

Comisión de cancelación anticipada: Es una penalización que cobran las entidades financieras a los clientes cuando estos adelantan una parte del préstamo para reducirlo (cancelación parcial) o extinguirlo (cancelación total). La cancelación anticipada del Renting tiene fuertes penalizaciones. En el caso del leasing, legalmente no es posible cancelarlo en los primeros 3 años del contrato y si se ha de cancelar en caso de fuerza mayor, la cancelación tiene penalizaciones de tipo fiscal.

Corretaje del notario: Es el gasto que hay que satisfacer por la intervención de la póliza por el fedatario público que da fe del contrato. El importe es una cantidad que va en función del capital del préstamo y la existencia o no de garantes.

Tipo de interés: Puede ser a tipo fijo (aquel que se pacta al formalizar el préstamo y que se mantiene constante durante toda la vida del mismo). Esta opción nos permite preveer de antemano el importe de las cuotas con plena exactitud, ya que las mismas no variaran a lo largo del préstamo.
El tipo variable, se pacta un tipo de interés inicial durante un primer periodo que normalmente es trimestral, semestral o anual y a partir de ahí se va revisando periodicamente y se aplica un índice de referencia (normalmente Euribor a 90 días en financiaciones de leasing) mas un diferencial de p.ej 1,25 puntos. Asimismo es habitual que exista redondeo de 1/4 o 1/8 de punto.

¿Que nos va a pedir la financiera?
Las empresas tienen que presentar la escritura de constitución y poderes actualizados del firmante, la última declaración del impuesto de sociedades, un balance de gestión del último ejercicio cerrado y otro del año en curso, las últimas declaraciones del IVA anual y el trimestral. Con esto realizan el estudio. Si hay que aperturar cuenta, también nos solicitarán fotocopia del CIF de la sociedad y de los NIF de los apoderados.

¿Donde acudir para buscar financiación?
Existen dos opciones: acudir a la propia marca para que lo financie directamente a través de entidades propias o asociadas; o recurrir a un banco o caja de ahorros.

Google

Principal ] Empleo ] Fotografias ] [ Financiación ] Tablón de anuncios ] Enlaces ] Nosotros ]